Las stablecoins, criptomonedas estables atadas a la evolución del dólar, se convirtieron en tendencia en los últimos días luego de que un importante empresario cripto sugiriera crear una stablecoin atada a la inflación de cada país. Una idea que tomó especial trascendencia en un contexto de alta inflación en todo el mundo.

La idea generó un fuerte aumento en el interés por este tipo de criptoactivos e impactó directamente en el volumen de mercado de las principales stablecoins que subieron en algunos casos hasta un 25% en apenas un día.

La inflación está empobreciendo al mundo y no cede: proponen crear criptomonedas atadas a la evolución de precios
¿Cómo es una criptomoneda atada a la inflación?

La propuesta de Brian Armstrong, CEO de Exchange Coinbase, se centra en que las stablecoins de cada país estén atadas a los diferentes índices inflacionarios que emiten las naciones y no al dinero.

Con estas monedas (atadas al Índice de Precios al Consumidor) la intención es mantener sin alteraciones el poder adquisitivo, a diferencia del esquema 1 a 1 con el dólar, como sucede con el dinero (Armstrong)

El mes pasado Armstrong había criticado la estabilidad de las criptomonedas basadas plenamente en su paridad con el dólar.

Por ejemplo, en Argentina este proyecto habría establecido una criptomoneda que pasa de valer 1 peso a principio de año a 1,56 pesos a día de hoy, debido a que la inflación acumulada en el país es de 56% según el último dato de inflación informado por el INDEC.