La primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, destituyó este viernes al ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, luego de las fuertes turbulencias registradas en los mercados provocadas por un polémico plan económico elaborado por ambos.

"Me ha pedido que me haga a un lado como su ministro de Finanzas. He aceptado", escribió Kwarteng en una carta dirigida a Truss y publicada en su cuenta de Twitter.

Crisis en el Reino Unido: Liz Truss en el ojo de la tormenta que afrontan los "tories"

La crisis en el Gobierno británico pareciera no acabar con la salida del gabinete del liberal Kwarteng, y cada vez se menciona con más fuerza en los medios de comunicación la posibilidad de que la próxima en seguir su camino sería la propia Truss, cada vez más cuestionada incluso desde el oficialista Partido Conservador, consignaron medios locales.

La inestabilidad política de los últimos días pesó sobre la libra esterlina, que perdió un 1,10% frente al dólar, hasta 1,1199 dólares, y un 0,57% frente al euro, hasta 86,83 peniques.

Crisis en el Reino Unido: Liz Truss en el ojo de la tormenta que afrontan los "tories"

Truss hablará hoy al país para referirse a la destitución de Kwarteng en un clima de tensión y crisis de confianza cuyas consecuencias son impredecibles.

A poco más de un mes de asumir como primera ministra, Truss, junto con Kwarteng, intentó aplicar un fuerte ajuste en el gasto público que incluía una polémica reducción de impuestos al sector más rico de la sociedad. La polémica iniciativa fue criticada hasta por el FMI que advirtió que de avanzar por esa vía se profundizaría la desigualdad y la pobreza. Truss debió dar marcha atrás con ese plan pero aún así no logró calmar a los mercados.