El presidente Joe Biden participó esta semana en el estado de Colorado de un acto en el que declaró el Camp Hale Continental Divide como monumento nacional, donde cometió uno de sus ya habituales fallidos o errores de percepción.

Tan habituales que no son pocos los observadores políticos y mediáticos de los Estados Unidos que comenzaron a temer por posibles problemas mentales que atravesaría el mandatario de 79 años.

Biden delira: al hablar de su hijo muerto dijo que perdió la vida en Irak, pero en verdad murió de un cáncer de cerebro

En concreto, en su discurso público, habló “como padre de un hombre que ganó la Estrella de Bronce, la conspicua medalla al servicio, y perdió la vida en Irak”, haciendo referencia el su hijo mayor, Joseph R. Biden III, quien sirvió como reservista en la Guardia Nacional del Ejército de Delaware y recibió esa medalla por su servicio en el país asiático.

Conocido como Beau, hijo del primer matrimonio de Biden con Neilia Hunter, fue socio de la firma de abogados Bifferato, Gentilotti, Biden & Balick, LLC y elegido fiscal general del Estado de Delaware en 2006. Falleció en mayo de 2015 a causa de un cáncer de cerebro.

Biden delira: al hablar de su hijo muerto dijo que perdió la vida en Irak, pero en verdad murió de un cáncer de cerebro

No fue la primera que la tragedia golpeó al actual mandatario norteamericano. El 18 de diciembre de 1972, su entonces esposa Neilia y su hija Naomi, de un año de edad, murieron en un accidente automovilístico, cuando la camioneta en la que estaban también sus hijos Beau y Hunter, que sobrevivieron al incidente, fue embestida por un camión con acoplado.

Biden delira: al hablar de su hijo muerto dijo que perdió la vida en Irak, pero en verdad murió de un cáncer de cerebro