Los argentinos tienen sin declarar más de US$ 360.000 millones, de acuerdo con estimaciones oficiales difundidas hoy. Una parte de esos fondos está en bancos del exterior, alejada del radar del Fisco argentino, o fuera del sistema bancario local.

Otra buena parte está en billetes, la mayoría en cajas de seguridad, en propiedades o inversiones financieras en el exterior, y en acciones o títulos de deuda de gobiernos o empresas extranjeras.

Argentinos, campeones en evasión: ¿En cuánto calculó la AFIP el patrimonio sin declarar?

En total suman 362.258 millones de dólares (sin contar las reservas del Banco Central), una cifra que se asemeja a la deuda pública nacional, según un informe del INDEC del primer trimestre de este año.

Están en billetes o invertidos en fondos y monedas extranjeras, buena parte directamente no declarados, que por la vía de la salida de capitales se fueron acumulando a lo largo de los años fuera del sistema financiero local.

Estos números ilustran la fuga de capitales, que se fue acrecentando año tras año. Según informó el organismo, los datos surgen de movimientos de la compraventa de moneda extranjera del sistema bancario y financiero, de la entrada y salida de fondos y capitales que se cursan a través del Banco Central, y de datos suministrados de bancos y entidades del exterior acerca de activos que tienen los argentinos en sus países.