El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, reivindicó este sábado la unidad del Frente de Todos en un contexto de "intensidad" y "debate" internos, al tiempo que pidió mejorar la distribución y bajar la inflación.

"Nosotros no somos pusilánimes, no somos la expresión de una debilidad. Expresamos la fortaleza de un pueblo que quiere vivir mejor", afirmó Capitanich en declaraciones a Radio 10. En ese sentido, agregó que la coalición oficialista debe constituirse como uin espacio de "unidad en la diversidad".

De todas formas, el mandatario chaqueño reconoció la importancia del "debate".

Es bueno que nuestro frente exprese intensidad en el debate. Es muy bueno que digamos con claridad lo que pensamos y aceptemos el desafío. Sin unirnos el adversario avanza

Las declaraciones del gobenador se produjeron un día después de la visita a Chaco del presidente, Alberto Fernández, quien también pidió por la unidad del Frente de Todos. "No dejen que nos dividan, el día que nos dividimos Macri fue presidente", advirtió el jefe de Estado al cerrar el congreso del Frente de Todos que se realizó en Resistencia.

"Creemos que la institucionalización del Frente es lo que permite evitar dispersión, evitar fuga, promover el debate y la participación colectiva", añadió, destacando la formalización de la coalición oficialista que se produjo en su provincia.

Capitanich pidió que el oficialismo trabaje por los objetivos de una mayor producción, una mejora en la distribución y una baja de la inflación. "Unámonos para lograr esos tres objetivos claros", reclamó al respecto, y aseveró que solo el Frente de Todos puede garantizar los "derechos" a los argentinos.

"No somos pusilánimes": afirmó Capitanich y pidió la unidad del Frente de Todos

Por otra parte, luego de la carta en la que 16 gobernadores pidieran una "Corte Suprema federal" en medio del conflicto por la coparticipación con la Ciudad de Buenos Aires, el mandatario chaqueño destacó que todos sus pares están "claramente unidos" en pos de defender los recursos de sus respectivas provincias.

La visita de Alberto Fernández a Chaco

En su visita a Chaco el último sábado, Alberto Fernández dijo que "el enemigo nuestro no está en el Frente de Todos, sino en esa maldita derecha" y exhortó a los espacios políticos que integran la coalición oficialista a que "nunca más" se dividan porque "el día que nos dividimos (Mauricio) Macri fue presidente".

El jefe de Estado se pronunció así al cerrar el congreso del Frente de Todos en la provincia de Chaco, con un discurso que tuvo como eje la unidad del espacio de cara a las elecciones presidenciales del próximo año, en el cual no participó la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

"No somos pusilánimes": afirmó Capitanich y pidió la unidad del Frente de Todos

Así, Fernández pidió "ponerle toda la fuerza que necesita el Frente de Todos, transitar juntos lo que queda de gobierno para que en el 2023 volvamos a darle a los argentinos la alegría de tener un gobierno que se ocupa de ellos".

"Nosotros tenemos que construir la mayor unidad posible, porque esto que digo yo no es distinto a lo que piensa cualquier dirigente del Frente de todos", señaló en ese sentido.